Escuela de aprendices, capítulo 4

Las botas metálicas de la Hermana Isabel resonaron por los pasillos del Vaticano, el Hermano Victor se giró y la vio llegar corriendo con algo en la mano. Cuando hubo recuperado la respiración le dio una carpeta con unos documentos.
– La Hermana Mary ha descifrado los planos que encontramos el otro día, los ha comparado con los planos de las catedrales que tenemos disponibles y ha encontrado coincidencia en un pequeño pueblo de España.-

Los ojos de Víctor se iban abriendo de par en par mientras se dirigía junto a Isabel hacia una de las salas de comunicaciones. Tenía que hablar con la hermana Mary de todo esto cuanto antes, y solicitar al Hermano Pedro autorización para viajar a España. Quería saber que había pasado allí, a fin de cuentas era un asunto pendiente de Isabel y suyo.

Pero, antes de que llegasen, el Hermano Ángel les llamó cuando pasaban por delante de uno de los despachos del ala Este, zona del Vaticano dedicada a las dependencias oficiales de la Inquisición.

– Cerrad la puerta cuando entréis.- dijo amablemente el que había sido instructor de vuelo de los dos Inquisidores. – Supongo que vais a hablar con la Hermana Mary de los planos que ha identificado…-

Isabel y Victor se miraron con cara de sorpresa y justo antes de que fuesen a abrir la boca para decir algo el Hermano Ángel les hizo un gesto con la mano:

– ¿Sorprendidos? No deberíais, la Hermana me pidió ayuda, a fin de cuentas tengo la mayor colección de planos de iglesias del mundo conocido.- dijo sonriendo, mientras se sentaba en una silla de respaldo alto a la vez que cruzaba las manos sobre el regazo.

– Os he llamado para daros esto.- dijo según abría un cajón de la mesa de despacho que tenía delante, del cual sacó un par de objetos extraños, esféricos, hechos de madera tallada con extraños símbolos, semejantes a dibujos de aves, personas y otros que no parecían tener relación con ningún tipo de simbología.

Lanzó uno a cada uno de los Inquisidores mientras les decía.

– Cuando los abráis, venid a verme, y hablaremos, ahora, mucha suerte en vuestra búsqueda.- dijo mientras se giraba y buscaba un libro entre los miles que tenía en la estantería situada detrás de él.

Si algo les habían enseñado los duros meses de entrenamiento en la Inquisición a los dos amigos era a no hacer preguntas cuando un superior no dejaba hueco para las mismas, así que cogieron los artefactos y mientras los miraban y les daban vueltas se dirigieron a su destino original, la sala de comunicaciones.

(Continuará)


P.D. Y aquí nos quedamos escribiendo. Ahora mismo Víctor está de vacaciones de Semana Santa en Granada (lo hay con suerte… ¬¬) y ha prometido escribir la continuación, esperemos que sea cierto ;D

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. PatataPiloto
    Abr 03, 2007 @ 22:40:00

    Ostras, qué currele llevais, jejeje. “Escuela de aprendices” a la vuelta de vacaciones. Sólo en FFP. Coño, qué de promo me ha quedao XDDD

    Responder

  2. Isa-chan
    Abr 04, 2007 @ 16:24:00

    Asias por la promoción reina. A ver si es verdad que podemos continuar la historia después de vacaciones. Si no, creo que me animaré a escribir mi fanfic sobre la historia de una maguita en un mundo plagado de bichos perversos =P

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Estadísticas

  • 6,375 visitas

Mi Flickr

Lo más visitado

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: